El torneo fue organizado por Ayuda a la Iglesia que Sufre, el Centro UC Derecho y Religión de la Universidad Católica, la Fundación Voces Católicas y el diario El Líbero. El tema que se debatió fue la libertad religiosa.

Más información aquí